Nacionales

Los precios de la vivienda nueva en la Ciudad de México podrían subir entre 3.52 y 9.76 por ciento

Spread the love

Los precios de la vivienda nueva en la Ciudad de México podrían subir entre 3.52 y 9.76 por ciento en 2018, de acuerdo con estimaciones realizadas por un portal especializado en inmuebles.

En un análisis previo, el portal inmobiliario Propiedades.com estimó que los inmuebles podían tener un incremento entre 5 y 7 por ciento en 2017. El precio medio por metro cuadrado de las casas nuevas cerró en diciembre de 2016 en 32 mil 500 pesos, mientras que el de los departamentos nuevos en 40 mil 770 pesos.

Los analistas del portal estimaron que el metro cuadrado de las casas podría subir entre 33 mil 644 y 35 mil 672 pesos, y el de los departamentos entre 42 mil 205 y 44 mil 749 pesos.

Para este pronóstico se consideró un rango de proyección, con base en la brecha o diferencial de inflación entre los precios nacionales contra los precios de vivienda; la segmentación de submercados en las propiedades residenciales de la CDMX; la inflación histórica observada de la capital contra la nacional, así como el efecto de las tasas de largo plazo por el anclaje de la inflación a la tasa objetivo de Banco de México.

En cuanto a los diferentes segmentos, el precio por metro cuadrado de la vivienda media podría pasar 25 mil 602 pesos, observados en diciembre de 2017 a 28 mil 101 pesos. El de residencial de 37 mil 500 a 41 mil 160 pesos y el de residencial plus de 38 mil 105 a 41 mil 825 pesos.

“Ciudad de México tiene una demanda efectiva no cubierta. Por lo que existe un ritmo natural de desarrollo que es captado por la demanda de vivienda; dada la formación de hogares, renovación de parque habitacional, migración y colocación hipotecaria”, señaló Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

Expectativas 2018

“Tenemos un mercado interno sólido, sobre todo ante los altibajos en la Bolsa y en cuestiones de otros tipos de mercados financieros, la gente se refugia en los bienes raíces, ya que han demostrado a través del tiempo que es una buena inversión”, indicó Eric O’Farrill, socio director de Coldwell Banker Urbana.

Una mayor demanda o el incremento en el precio de los insumos podría incidir en los precios de la vivienda nueva. “Los mayores niveles de precios de los insumos tienden a trasladarse hacia el precio de salida de las unidades residenciales”, explicó Leonardo González.

Asimismo, apuntó que otros elementos que podrían estar influyendo en los precios serían el factor de riesgo, que jugará un rol relevante, dado el sismo del 19 de septiembre y el nuevo atlas de riesgo de Ciudad de México.

“Factores que impacten negativamente la habitabilidad, como mayor inseguridad, contaminación sonora o ambiental. Así como factores que la impacten positivamente como nueva infraestructura de movilidad y transporte público que incentiven la sustitución del automóvil”, concluyó el experto.

 

Con información de Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *