Nacionales

Con amparos, AMLO buscaría frenar contratos del NAICM

Andrés Manuel López Obrador anunció que analiza promover amparos ante el Poder Judicial de la Federación para que el gobierno federal ya no asigne contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Reveló que esta tarea se la encomendó a la exministra Olga Sánchez Cordero y al ingeniero Javier Jiménez Espriú, a quienes designó como secretarios de Gobernación y de Comunicaciones y Transportes (SCT) en caso de ganar.

Denunció que el gobierno federal “está queriendo comprometer contratos para comprometer a la próxima administración, que tengamos recursos para hacer nada y que estemos nada más pagando por las pillerías que se están cometiendo”.

Luego de reunirse con integrantes del Consejo de la Comunicación, el candidato de la alianza Juntos Haremos Historia (Morena-PES-PT) descartó cualquier posibilidad de reconsiderar ese tema, para que la terminal aérea no sea trasladada a la base militar de Santa Lucía.

López Obrador señaló que tiene información de que, “al paso que va la construcción, se terminaría el nuevo aeropuerto en el 2025”, y no en el 2020 como está planeado.

Recalcó que en caso de ganar, todo su sexenio “va a ser para estar pagando deudas”.

Aseguró que este asunto “es como el Fobaproa y yo no lo puedo permitir. No soy títere de nadie. Yo ya no puedo ser tolerante con la corrupción. Es cero corrupción, y yo considero que la construcción del aeropuerto es corrupción, y los que la defienden están metidos en el negocio de la corrupción”, aseguró.

Afirmó que estos empresarios e inversionistas “quieren contratos leoninos y manchados de corrupción”.

El morenista sostuvo que prefiere a que haya incertidumbre entre los inversionistas a ser cómplice de la corrupción. “Cero tolerancia a la corrupción, aun cuando este señor del Consejo Coordinador Empresarial (Juan Pablo Castañón) seguro tenga negocios en este asunto”, enfatizó.

López Obrador aseguró además que no se ha hecho una “investigación profunda” de lo que ocurre en el NAICM, y dijo que “no tienen la información de lo que iba a costar originalmente y de cuánto ahora están contemplando gastar”.

Afirmó que tampoco se informa que “se van a cerrar dos aeropuertos”, el Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México y la Base Militar Aérea de Santa Lucía.

“La gente se sorprende cuando hablo de esto, porque no sabe que se van a gastar 250 mil millones de pesos, no sabe que se puede resolver el problema con 50 mil millones y que nos podríamos ahorrar 200 mil millones. Hasta los militares de la Fuerza Aérea están en contra. No lo pueden decir abiertamente, pero me han hecho llegar opiniones que no quieren que se cierre la base aérea de Santa Lucía”, mencionó.

Con información de El Financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *