Locales Salud

Controla tus niveles de glucosa (azúcar) de manera natural

Sí tienes diabetes es necesario que sepas, que una alimentación adecuada para ti no es tan diferente de la alimentación que debería llevar una persona sana. Es decir; deberás comes frutas, verduras, cereales integrales, lácteos, carnes y alimentos de origen animal, leguminosas (Frijoles, habas, lentejas, garbanzos, etc), así como una cantidad moderada de aceites y grasas en tu dieta.

Pero es importante que conozcas cómo combinar estos alimentos, y cuánto comer.

Las frutas, verduras, y cereales integrales (tortilla, arroz integral, pan de trigo integral) son los principales proveedores de carbohidratos, este grupo de alimentos se encargará de elevar tus niveles de glucosa en sangre, o disminuirla, en caso de que sean insuficientes.

La diferencia de estos alimentos con los azúcares, y alimentos ricos en carbohidratos industrializados, es que son nutritivos para tu cuerpo, pues te aportan vitaminas, minerales, fibra, y agua. Además, no elevan tus niveles de glucosa en sangre, su absorción es más lenta o moderada, lo cual es saludable para tu cuerpo.

Para la mayoría de las personas que padecen diabetes, su dieta debería tener de un 45-55% de

Carbohidratos, muchas personas creen que son malos, y que, si tienen esta enfermedad, deben abstenerse de ellos, sin embargo, la clave está en el cómo consumirlos:

 

  1. Lo ideal es comer 5 veces al día, evitando las comidas muy copiosas, y tampoco cayendo en los ayunos prolongados, es decir, comer cada 3 o 4 horas, moderando las cantidades de alimentos.
  2. Recuerda equilibrar tus comidas: Consumir 2-3 porciones de cereales, más verduras, y alimentos que sean fuente de proteína (Pollo, huevo, pescado, carnes magras). De esta lograrás que tu glucosa esté estable durante todo el día.
  3. Evita combinar cereal + cereal, ejemplo: Sopa de pasta o arroz mas tortillas, o tacos rellenos de papa, tortas de tamal, chilaquiles más bolillo o tortilla.
  4. Consume alimentos altos en fibra: Verduras principalmente, alimentos como la avena, o algunas frutas como la naranja, o guayaba, los frijoles, lentejas, habas, son fuentes naturales de fibra. La fibra ayuda a que el azúcar se absorba en menor cantidad y más lentamente.
  5. Baja de peso. Si tienes sobre peso u obesidad, el llegar a tu peso ideal, o perder el 5-10% de tu peso original mejorará de forma significativa tu estado de salud.
  6. Haz ejercicio: Los músculos se alimentan de tu glucosa, así que el ejercitarte de manera frecuente también la disminuirá.

El realizar estas practicas día a día, no sólo evitara tu deterioro o que empeores tu estado de salud, podrás evitar la perdida de vista, la insuficiencia renal, el que te amputen un pie, o un brazo… Y aún mejor, si realmente te comprometes con tus hábitos, incluso podrías disminuir la cantidad de medicamentos que tienes prescritos al día.

Recuerda que el cuidado de tu salud no sólo se trata de medicarte, sino también llevar una dieta o alimentación correcta.

Artículo de la Nutrióloga Laura Olvera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *