Delincuencia Locales Querétaro

Los asaltos a luz de torreta por la carretera San Miguel de Allende-Querétaro; los casos aumentan

Esta semana nos dimos cuenta de una nueva forma de atacar a los automovilistas que circulan por la carretera San Miguel de Allende Querétaro, donde ahora los atacantes utilizan la luz de torretas para hacer que los conductores se orillen para luego llegar con una camioneta y evitar que arranquen.

Lo que sigue es bajarlos de la unidad a punta de pistola, mientras ellos quedan abandonados en la carretera, en la oscuridad y procesando una de las mayores tragedias que les habrán ocurrido en la vida.

El último de los casos ocurrió este lunes 28 de enero,  a la altura de la comunidad de Cerritos, justo abajo del puente donde casi siempre podemos ver patrullas de la Policía Federal observando el paso de los vehículos.

Como ya te platicamos aquella ocasión, María, quien vive en Querétaro, decidió celebrar el cumpleaños de su hijo en San Miguel de Allende en compañía de sus hijos y una de sus mejores amigas, así que desde la tarde atravesaron la carretera, llegaron a un restaurante de la zona dentro, convivieron y cerca de las 9:30 de la noche tomaron carretera para volver a Querétaro.

Sin embargo bajo el puente de Cerritos las cosas se complicaron, porque las torretas de lo que María observó era una patrulla, la siguieron y obligaron a orillarse para luego ver la llegada de otra camioneta que se interpuso frente a ellos, mientras dos hombres los amagaban con sus pistolas y las obligaron a salir de la camioneta y entonces dejarlos abandonados a medio camino.

Todos están sanos y salvos, pero dicen que volver a San Miguel de Allende, por la inseguridad de su carretera, no es ahora una buena opción.

Pero antes del asalto con violencia que vivieron María, sus hijos y su amiga, hubo otros más y otro de los casos ocurrió justo el martes 22 de enero en la misma carretera, con el mismo modus operandi, pero esta vez con hombres que los hacen permanecer en el auto de los asaltantes durante un rato hasta que los sueltan y los dejan en medio de la nada mientras les gritan groserías, los amenazan con matarlos.

Se trata de una planeadora de bodas que fue contratada para realizar una boda en San Miguel de Allende y que trabaja de madrugada y por las noches porque así lo es como lo realiza y este es el relato que compartió desde sus redes:

“Amigos, una amiga de Querétaro nos compartió esto que les sucedió la semana pasada. es caso real. ¡estemos alerta! creo que la mayoría visitamos san miguel de allende frecuentemente y por esto se los comparto:

“El pasado martes sobre la carretera viniendo de San Miguel a Qro me asaltaron. Esa palabra que muchas veces vemos y oímos pero que sentimos lejos. Al igual que otros casos que he leído el modo de operar es el mismo.

“Unos tipos que me veían siguiendo con torreta de policías. Me siguieron durante muchos minutos pero no podía entender cuál era el motivo de que no quisieran rebasarme porque desde que salimos mi compañera y yo fuimos a una velocidad de 70 km.

“Sinceramente nunca pensé mal hasta que se me cerraron tan bruscamente que casi choco contra ellos. Se bajaron cuatro tipos armados con pistolas y me bajaron a mí y a mi compañera de mi camioneta. Eran las 9:30 de la noche. Nos subieron a su coche y nos llevaron durante un largo tiempo hasta que nos bajaron en medio de la nada con uno de ellos que subió a ese mismo auto después. Exactamente las mismas palabras de lo que leo de la otra chava que tuvo la misma experiencia: “se quedan 40 minutos con este hombre que las va a vigilar y si voltean las mato”.

“Mi camioneta se la llevó un cuarto tipo que bajó desde el principio. Caminamos por media hora hasta llegar a la carretera y nos dimos cuenta que estábamos tan asustadas que no podíamos quedarnos sentadas. No puedo explicar la cantidad de cosas que cruzan por la cabeza cuando tienes la gran incertidumbre de lo que van a hacer contigo. Tengo dos hijos chiquitos y siempre he estado acostumbrada a trabajar en madrugadas y a andar sola, pero ahora me enfrento con la realidad de lo que alguna vez pensé que era lejano. Gracias a Dios ellos nos iban conmigo.

“A mí sí me robaron todo: cartera, tarjetas de las cuales en menos de media hora ya habían sacado dinero, credenciales con dirección de casas, dinero en efectivo, todo el equipo de la boda que tuve el fin de semana, celular (que me pidieron que desbloqueara para quitar la función de encontrarlo) y muchas cosas personales… pero nada de eso es importante y jamás lo será.

“Ver a mis hijos, mi familia y poder platicar esto es más que suficiente. Gracias por leerme, el motivo es desahogarme y que sepan que cuidarse y cuidarnos es importante. Ya está la denuncia en la Procuraduría y por supuesto mi corazón lleno de alegría de estar viva”.

Creditos: News San Miguel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *