Estados Unidos Internacionales Nacionales

Pentágono: Rusia y China amenazan a satélites de EE.UU.

Un nuevo informe del Pentágono sobre amenazas en el espacio advierte que China y Rusia están desarrollando capacidades para amenazar la posición dominante de Estados Unidos, incluidos rayos láser que podrían atacar y destruir satélites estadounidenses.

“China y Rusia, en particular, están desarrollando una variedad de medios para explotar la dependencia estadounidense percibida en sistemas espaciales y desafiar la posición de Estados Unidos en el espacio”, dijo el informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

El informe, que se publicó el lunes, se titula “Challenges to Security in Space (Desafíos a la seguridad en el espacio) y examina las capacidades espaciales de Rusia, China, Irán y Corea del Norte.

Los satélites estadounidenses desempeñan un papel fundamental tanto en la navegación, como en la selección de objetivos militares y la recopilación de inteligencia, incluso para vigilar el programa de armas nucleares de Corea del Norte y supervisar la actividad militar rusa y china.

También albergan sensores involucrados en la detección de lanzamientos de misiles enemigos.

El informe se produce en momentos en que el gobierno chino ha intensificado su programa espacial, convirtiéndose en el primer país en enviar una sonda al otro lado de la luna en enero.

El crecimiento de las capacidades espaciales de China y la necesidad de ayudar a proteger los satélites estadounidenses han sido citados por la administración Trump como razones por las cuales EE.UU. necesita una Fuerza Espacial.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China aún no ha respondido al nuevo informe de los Estados Unidos.

Armas contra satélites

El informe detalla una variedad de armas antisatélites rusas y chinas, incluidos los sistemas de guerra electrónica, las armas de energía dirigida y los misiles “de movimiento” antisatélite.

Dice que tanto Beijing como Moscú “probablemente” buscan “armas láser para interrumpir, degradar o dañar los satélites y sus sensores”.

“China probablemente desplegará un arma láser terrestre capaz de contrarrestar los sensores espaciales de órbita baja en 2020, y para mediados y fines de los años 2020, podría aplicarse a sistemas de mayor potencia que extiendan la amenaza a las estructuras de satélites ópticos”, dice el informe

Agrega que China “posiblemente ya tenga una capacidad limitada para emplear sistemas láser contra sensores satelitales”.

Los informes dicen que Rusia había entregado un arma láser a sus Fuerzas Aeroespaciales antes de julio de 2018, que probablemente sea para una misión antisatélite.

“Rusia también está desarrollando un sistema de armas láser aerotransportadas (antisatélite) para utilizar contra los sensores de defensa de misiles basados en el espacio”, dice el informe.

La administración Trump está considerando activamente la colocación de sensores avanzados en el espacio como parte de su reciente Revisión de Defensa de Misiles, que se dio a conocer el mes pasado.

El informe advierte que China también tiene un misil operativo capaz de impactar con satélites en órbita baja mientras Rusia está en proceso de desarrollar uno.

El ejército chino “tiene un misil operacional terrestre (antisatélite) destinado a impactar satélites (de órbita terrestre baja)”, dijo el informe, y agregó que “China también ha formado unidades militares que han comenzado a entrenar con misiles (anti-satélites)”.

El informe dice que Rusia “probablemente” esté desarrollando “un sistema de misiles móvil terrestre capaz de destruir objetivos espaciales” en órbita terrestre baja, además de los misiles balísticos.

“Es probable que este sistema de armas funcione en los próximos años”, agrega el informe.

El informe dice que Rusia y China también están desarrollando satélites de “inspección y servicio” que también podrían usarse para realizar ataques a satélites en órbita.

‘El futuro de la guerra’

Estados Unidos y China han experimentado un deterioro en las relaciones crecientes en varios frentes en el último año, desde tensiones comerciales con la administración Trump hasta disputas diplomáticas y militares.

En su primer día completo de trabajo en enero, el secretario de Defensa interino Patrick Shanahan dijo a los altos cargos del Pentágono que “recuerden a China, China y China”.

Un área de cooperación relativa hasta ahora ha sido la exploración espacial. A pesar de comenzar muy por detrás de EE.UU., Beijing está avanzando rápidamente en su programa espacial.

China planea hacer aterrizar su primera sonda en Marte para fines de 2020 con el objetivo de enviar una misión tripulada en los próximos años.

Pero el representante Mike Rogers, entonces presidente de la Subcomisión de Fuerzas Estratégicas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, dijo en 2018 que “el futuro de la guerra se librará en el espacio”.

“Rusia y China nos están superando en cuando a capacidades espaciales, y tenemos que dedicar una fuerza separada únicamente a una misión espacial”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *