Economía y Finanzas Nacionales

Tasas de interés vaticinan menor inflación para febrero

En la subasta primaria de valores de deuda gubernamental se observó una caída generalizada en las tasas de interés, situación que apunta a que los participantes esperan una pérdida de dinamismo en el crecimiento de la inflación en la primera quincena de febrero y a un tono más moderado en el contenido de las minutas del Banco de México.

Entre los instrumentos subastados el martes, sobresalió el desempeño de los Udibonos a 10 años, en el que se reflejó una disminución en su tasa de 18 puntos base, para ubicarse en 4.11 por ciento. Este resultado se acompañó con un retroceso en su demanda, al pasar de 2.11 veces a lo ofrecido en la subasta anterior a 1.90 actualmente.

“Acorde a nuestra expectativa, el apetito por este instrumento fue limitado ante la dinámica actual de inflación, así como una valuación relativa poco atractiva en Udibonos”, se lee en una nota firmada por Alejandro Padilla, Santiago Leal y Leslie Orozco, analistas de Banorte-Ixe.

En el mercado se apuesta a que la inflación en la primera quincena de febrero, el cual será publicado el jueves por el INEGI, mostrará un crecimiento a tasa anual del 4.05 por ciento, de acuerdo con una encuesta levantada por Bloomberg. De cumplirse el pronóstico, esta cifra será la más baja desde la reportada en la segunda quincena de diciembre de 2016.

Mientras tanto, los rendimientos de los instrumentos de deuda a tasa nominal también presentaron una baja generalizada obedeciendo, en parte, a la expectativa de un buen resultado en materia de inflación para la primera quincena de febrero, pero también a la posibilidad de un tono más suave en el contenido de las minutas de la Banco de México, cuyo contenido también se divulgará el jueves.

Los Cetes tuvieron caídas en su rendimientos de 0.03 puntos porcentuales en los plazos de 28 y 91 días, al ubicarse en 7.85 y 8.10 por ciento en cada caso. En tanto que a 175 días, el rendimiento bajó 0.07 puntos a 8.19 por ciento, con base en datos del instituto central.

“En línea con nuestra estimación, los Cetes reflejaron la expectativa del mercado de un sesgo modestamente dovish por parte de Banxico en las minutas de su última reunión de política monetaria a publicarse este jueves”, puntualizaron los analistas de Banorte-Ixe.

En su primera reunión del 2019, el Banco de México dejó en 8.25 por ciento a su tasa de referencia.

Finalmente, los Bonos M de 5 años, con vencimiento en diciembre del 2013, fue colocado a una tasa de 8.10 por ciento, lo que implicó un retroceso de 0.34 puntos porcentuales.

Las tasas de interés en la subasta primaria de valores de deuda gubernamental apuestan a menor inflación, aunque todavía por arriba del rango máximo de tolerancia del Banco de México, ubicado en 4 por ciento.

Con información de El Financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *