AMLO Gobierno de México

López Obrador: “En el peor momento contamos con el mejor gobierno”

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rindió su Segundo Informe de Gobierno desde Palacio Nacional.

Al evento, programado para las 9 de la mañana en el Patio de Honor, fueron invitadas 70 personas debido a las restricciones sanitarias por el coronavirus; el año pasado fueron 500 las personas que asistieron al evento.

La ceremonia inició con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas mortales del COVID-19, seguido de los honores a la bandera.

El presidente López Obrador comenzó su mensaje asegurando que la corrupción “era la peste” que originó la crisis en México.

Fui de los primeros en sostener que el principal problema de México era la corrupción y ahora no tengo la menor duda, la peste de la corrupción originó la crisis de México, por eso me he propuesto erradicarla por completo… Estoy convencido que transformar es moralizar”, dijo el mandatario.

López Obrador aseguró que su gobierno no será recordado por corrupto y su principal legado será purificar la vida pública del país.

Destacó que no ha emprendido venganzas, pero tampoco encubrirá ni permitirá la impunidad.

“No hemos emprendido persecuciones facciosas ni venganzas políticas, no perseguimos a nadie pero tampoco encubrimos a nadie ni permitimos la impunidad”, enfatizó.

“Ya se acabó la robadera de los de arriba pero todavía falta erradicar el bandidaje oficial”, agregó López Obrador.

Señaló que ya no hay lujos en el gobierno, y todos los ahorros se destinan al bienestar del pueblo. Destacó el ahorro por alrededor de 560. 000 millones de pesos.

El mandatario mexicano explicó que el país está enfrentando dos crisis: la sanitaria por el COVID-19 y la económica, pero aseguró que vamos saliendo adelante.

“Estamos enfrentando dos crisis al mismo tiempo: la sanitaria y la económica y vamos saliendo adelante”.

López Obrador agregó: “No es por presumir pero en el peor momento contamos con el mejor gobierno de México”.

“Saldremos de la pandemia con un mejor sistema de salud”, dijo el presidente e informó de la reconversión hospitalarias tras recibir “401 hospitales saqueados, a medio construir, y con un déficit de más de 200 mil profesionales de la medicina”.

“La pandemia no es un asunto político sino de salud pública, he confiado las decisiones a un equipo de profesionales con gran experiencia y capacidad”.

El mandatario mexicano informó que se reconvirtieron 969 hospitales y se contrató a 47 mil médicos generales, especialistas y enfermeras, además de que se adquirieron 32 mil camas y 10 mil 612 ventiladores pulmonares.

“Es indudable que saldremos de la pandemia con un mejor sistema de salud. Recibimos el gobierno con 401 hospitales olvidados saqueados o a medio construir y con un déficit de más de 200 mil profesionales de la medicina, en pocos meses hemos reconvertido con el apoyo de gobiernos estatales de la Secretaría de Marina y Defensa 969 hospitales para atender pacientes con covid-19”, aseguró.

Resaltó que México participa en los trabajos internacionales para desarrollar la vacuna contra el coronavirus, junto con la Universidad de Oxford, Fundación Slim y el laboratorio Astra Zeneca.

“Propusimos ante la ONU y se aprobó casi por unanimidad para que los medicamentos y vacunas tengan carácter no lucrativo. México participa en esfuerzos internacionales para desarrollar vacuna contra el covid-19”, destacó.

También aseguró que la pandemia más severa que se tiene en el país es que se padece por la hipertensión, obesidad y diabetes.

López Obrador destacó su estrategia económica para enfrentar la crisis por el COVID-19, y dijo ” es un timbre de orgullo”.

“Nos han reprochado que no emprendimos un rescate económico elitista, pero es un timbre de orgullo decir que ayudamos a 23 millones de familias”, dijo.

“No son dádivas, es justicia”, afirmó el presidente sobre los 115.000 millones de pesos que se han destinado a los programas sociales y han beneficiado a 9 millones de personas, explicó.

“Ya pasó lo peor, ahora vamos para arriba; ya se están recuperando los empleos perdidos”.

Agradeció a los mexicanos que viven en Estados Unidos por el envío de remesas, y confirma que se crearon en agosto 90.000 empleos.

López Obrador también se refirió a la visita que realizó a su homólogo estadounidense Donald Trump, del que dijo: “Nos trató con respeto y elogió a nuestros paisanos que viven y trabajan honradamente en Estados Unidos”.

Destacó que México tiene ahora una política exterior que defiende sus principios constitucionales y que ha tenido una postura activa, que se vio reflejado en el lugar que obtuvo en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sobre los megaproyectos aseguró que la construcción del aeropuerto en Santa Lucía, Dos Bocas, Tren Maya y las del Istmo generarán 150.000 empleos. “Vamos viento en popa en la construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles”, señaló López Obrador.

Afirmó que las medidas de prevención y atención a jóvenes para combatir la inseguridad, van de la mano del despliegue de la Guardia Nacional, que cuenta con “97 mil elementos bien equipados y formados”

“Casi en todos los delitos hay una disminución en comparación con 2018. Hay menos secuestros, feminicidios, robos a transeúntes, a transportistas, robo de vehículo, robo en transporte público colectivo, robo en transporte público individual, robo a negocio y robo a casa habitación, en todos ellos se ha registrado una baja del orden del 30 por ciento en promedio. Solo han aumentado dos delitos: homicidio doloso y extorsión en 7.9 y 12.7 por ciento, respectivamente; vinculados, en lo fundamental, a la llamada delincuencia organizada”, agregó López Obrador.

“Hay justicia para el pobre y ya no manda la delincuencia organizada. Ya no hay, en el gobierno federal, funcionarios como García Luna”.

El mandatario señaló que hay buen trato con niveles locales y que se acabó el modo de hacer las cosas, donde ya no manda el presidente. “Hay respeto y trato equitativo a los gobernadores”, aseguró.

Señaló la ausencia del fiscal general, Alejandro Gertz Manero, y el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, como ejemplo de que el poder Ejecutivo ya no es el poder de los poderes, como anteriormente, y dijo: “Tienen la arrogancia de sentirse libres. Este es el cambio, esta es la Transformación”.

Sobre el polémico tema de enjuiciar a ex presidentes, López Obrador reiteró su postura “ver hacia adelante” y prevenir los futuros delitos, sin embargo, aseguró que de realizarse la consulta respetará el fallo popular.

“He dicho, y reitero, que yo votaría por no someterlos a proceso pues mantengo la postura que sostuve en mi toma de posesión, según la cual, en el terreno de la justicia se pueden castigar los errores del pasado, pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir. Sin embargo, de realizarse la consulta, respetaré el fallo popular, sea cual sea, porque en la democracia el pueblo decide y por convicción me he propuesto mandar obedeciendo”, explicó.

López Obrador subrayó que de manera pacífica se está transformando la vida pública , y aunque hay oposición al gobierno, la mayoría de los mexicanos aprueban su gestión.

“Estamos llevando a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de México y es pertinente recordar que las tres primeras transformaciones: La Independencia, la Reforma y la Revolución tuvieron que hacerse con las armas. Ahora lo estamos logrando de manera pacífica. Hay oposición al gobierno, pero la mayoría de los habitantes de México aprueban nuestra gestión.

Gracias a todas y a todos por la confianza. No les fallaremos”, resaltó el presidente mexicano.

El mandatario recordó que ha cumplido 95 de los 100 compromisos que hizo cuando asumió el cargo, y que, “aunque ha habido circunstancias imprevistas”, está en marcha la nueva política económica sustentada en la moralidad, austeridad y el desarrollo con justicia, dijo.

“Aunque circunstancias imprevistas e infortunadas como la pandemia de Covid-19 nos obligan a hacer ajustes, no vamos a apartarnos, en lo esencial, del espíritu del compromiso adquirido. 

Las acciones gubernamentales realizadas son expresión de lo que hemos soñado, diseñado y ofrecido desde hace muchos años, de una visión del país y del mundo.

Hoy, algunos críticos piden que se gobierne en sentido distinto, que prescindamos de nuestro ideario y de nuestro proyecto, que apliquemos recetas económicas contra las que hemos luchado o que seamos tolerantes con la corrupción que nos propusimos erradicar. Piden, en suma, que yo traicione mi compromiso con la sociedad, que falte a mi palabra y que renuncie a mi congruencia. Y eso no va a ocurrir.

Ya está en marcha la nueva política económica sustentada en la moralidad, la austeridad y el desarrollo con justicia.

Sigue en pie el compromiso de terminar de sentar las bases del México del porvenir para el primero de diciembre, cuando se cumplan dos años de gobierno”, concluyó López Obrador su Segundo Informe de Gobierno.

Con información de Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *