Redes Sociales Sociedad Tradición

Día de los inocentes ¿por qué hacemos bromas?

Cada 28 de diciembre vemos a personas pidiendo dinero prestado sin intención de devolverlo, encontramos en internet más “fake news” intencionales así como las redes sociales infestadas por las mismas bromas de siempre que van desde anunciar falsos embarazos, muertes de artistas usando la imagen de alguien que se le parece e invasiones alienígenas; y hasta el año pasado cada “día de los inocentes” había sido divertido pues creíamos que eso con lo que bromeábamos era gracioso…

Pero llegó 2020…

Y descubrimos que cualquier cosa puede pasar, que ninguna noticia es imposible pero lo más importante es que a veces la realidad supera la ficción. Nos encontramos en un año por demás Bizarro, sin importar el sentido que se le dé a la palabra, ya que por un lado fue extraño por el simple hecho de tratarse de una situación que no se veía desde hace siglos y por otro lado se ha requerido de gran valor para llegar hasta el día de los inocentes”.

Este año las bromas fueron más amables y se rebuscó menos en la imaginación, no vaya a ser que se vuelvan realidad. Ya comienzan a resonar los resúmenes anuales en los diferentes medios informativos y en ellos podemos constatar lo largo e increíble que fue 2020, tuvimos amenazas de guerra, aparición de monolitos misteriosos, explosiones, ovnis, elecciones, solo por mencionar algunas noticias, pero la constante durante todo el año fue la pandemia.

Una noticia que parecía una broma digna de hacer el 28 de diciembre por si algunos inocentes se la creían e incluso no habríamos creído ni aunque nos hubiesen advertido sobre ella, pero esta emergencia sanitaria ha provocado que el día se sienta diferente, no hay bromas lo suficientemente graciosas que hagan olvidar que nos faltan familiares, que nos quedamos sin trabajo o que seguimos encerrados.
Y es por eso que ha relucido un poco más el verdadero significado del “día de los inocentes” ya que no tiene nada que ver con bromas, la realidad es que se deriva del exterminio que ordenó el rey Herodes para desaparecer a todos los niños menores de 2 años, considerados como inocentes al no tener ningún pecado, según explica el Evangelio de Mateo; En cuanto a las bromas hay quienes consideran que el rey fue el primer inocente en caer en un chascarrillo, al haber sido engañado por los tres reyes magos que nunca volvieron para darle el paradero del Rey de los Judíos.

Es por lo anterior que este día no es una celebración sino una conmemoración, por aquellos inocentes que perdieron la vida y de paso recordemos que también estamos perdiendo a muchos igualmente inocentes pero también reflexionemos que está en nosotros salir juntos de esta pandemia gracias a la responsabilidad y solidaridad hacía los otros. Quizás este año no hubo bromas como de costumbre pero hubo más empatía y apoyo a quienes han enfrentado o quienes enfrentan al virus, y cada día crece más la esperanza de poder retomar poco a poco la vida que, aunque no será igual a la conocida, traerá consigo grandes conocimientos y avances.

Por: Carolina Olvera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *