Locales Salud

Se ha hecho más de 74 mil videollamadas de PPL a sus familiares

Cómo parte del Plan de Acción que implementó la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario (CESP) de Querétaro ante la contingencia sanitaria por COVID-19, del mes de abril a la fecha se han realizado 74 mil 170 videollamadas de Personas Privadas de la Libertad (PPL) con sus familiares, con lo que se ha cubierto al 100 por ciento de la población que ha solicitado el servicio.

El comisionado Estatal del Sistema Penitenciario, Miguel Ángel Contreras Álvarez, recordó que este mecanismo se activó en este periodo como un acto de responsabilidad ante la contingencia sanitaria y en garantía de los derechos humanos de las PPL, mediante la adquisición de equipo tecnológico y la configuración de 80 tabletas nuevas, para permitir el contacto virtual con el exterior y fundamentalmente con sus seres queridos.

Explicó que, por instrucción del gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, se invirtió en tecnología para la puesta en marcha del plan en los cuatro Centros Penitenciarios la entidad, ubicados en San José el Alto (varonil CP1- y femenil CP2), en San juan del Río (CP3) y en Jalpan de Serra (CP4), así como en el Centro de Internamiento y Ejecución de Medidas para Adolescentes (CIEMA).

De esa forma se garantiza que las personas privadas de la libertad cuenten con una herramienta que les permite estar en contacto con sus seres queridos durante la contingencia sanitaria, siguiendo puntualmente las recomendaciones del cuidado de la salud. Acciones como estas han contribuido para que los Centros Penitenciarios del estado mantengan su orden y respeto a los derechos humanos.

En el mismo periodo de tiempo, en el CIEMA se han registrado desde abril mil 311 llamadas entre los adolescentes privados de su libertad y sus familiares. En lo que va de diciembre se han realizado 169 llamadas.

Además los adolescentes han tenido oportunidad de contactar a sus defensores penales públicos; de abril al 28 de diciembre se registraron 578 llamadas.

La implementación de las videollamadas en los Centros Penitenciarios, ha permitido que las PPL que por diversos motivos no habían visto a su familia por un largo tiempo se comuniquen, en especial en estas fechas decembrinas donde se busca el contacto familiar.

En el CIEMA se habilitan espacios que cumplen con las medidas preventivas sanitarias, como el sano distanciamiento; para el caso de los familiares de los adolescentes privados de la libertad que no puedan comunicarse, si así lo requieren.

Además, se reforzó el stock de insumos médicos y se mantiene un monitoreo permanente de la población penitenciaria a través de las diferentes áreas, con la finalidad de detectar o descartar los signos y síntomas asociados con COVID-19 en las personas y adolescentes privados de la libertad, para salvaguardar su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *