COVID-19 Locales Salud

Mínimo riesgo de presentar reacciones adversas por vacunas contra COVID-19: Vocería

En una emisión dedicada a las vacunas que podrán llegar a México en las próximas semanas y meses para ayudar a detener la pandemia por COVID-19, la Vocería Organizacional abordó las ventajas que se obtendrán con su aplicación, así como los riesgos de no hacerlo.

El Vocero, Rafael López González, informó que el pasado 4 de febrero, el modelo de vacunación diseñado por Querétaro obtuvo el reconocimiento de las autoridades federales en salud, gracias al grado de coordinación interinstitucional que lo soporta, pues integra la participación activa de especialistas que forman parte del Consejo Estatal de Vacunación (COEVA), el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), entre otros.

Posteriormente dio a conocer que, de acuerdo con las cifras proporcionadas por la plataforma Sisver, una de cada siete personas contagiadas por COVID-19 en Querétaro requiere de hospitalización, lo que representa una proporción del 14.2%. Y puntualizó que no existe una proporción ni lejanamente similar entre el riesgo que conlleva recibir una vacuna, y el riesgo de ser contagiado con COVID-19, que desencadena hospitalización, secuelas e incluso la muerte.

Para puntualizar lo anterior, el Vocero citó un estudio realizado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos en personas que recibieron la vacuna de Pfizer-BioNtech, mismo que registró únicamente 4 mil 393 reacciones adversas de un universo de más de 1.8 millones de vacunas aplicadas; es decir, un 0.2% del total de dosis aplicadas.

Explicó que las reacciones adversas a la vacuna registradas varían desde las leves, como pueden ser dolor en el brazo, fatiga o fiebre en las primeras 24 horas, a moderadas y severas, que es el caso de la anafilaxia o reacción alérgica grave. Detalló que, en el caso de la vacuna de Pfizer, se presentaron aproximadamente seis reacciones severas por cada millón de dosis aplicadas, e incluso indicó que hay forma de tratarlas.

Aseguró que, en Querétaro se tendrán a la mano los recursos posibles para manejar y atender cualquier efecto adverso inmediato y confirmó que hasta el momento ninguna de las vacunas aplicadas al personal médico que forma parte de la primera línea de atención en el estado ha generado un caso de anafilaxis.

Al detallar los diferentes tipos de vacunas que podrían llegar a México, precisar el estatus de su aprobación y diferenciar entre las que requieren una o dos dosis, subrayó que lo importante es que la gente tenga la certeza de que las vacunas que llegarán aprobaron las etapas experimentales establecidas por las principales autoridades internacionales en materia de vacunas, es decir, contarán con estudios exhaustivos, serán las autorizadas por el gobierno mexicano y tendrán el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Vocero confió en que la información trasmitida contribuirá a disipar dudas y temores entre quienes aún no confían en las vacunas y reiteró que la probabilidad de sufrir una reacción grave a la vacuna es infinitamente menor “a la que tendrías de ser hospitalizado, sufrir efectos colaterales, quizá de por vida, o morir por COVID-19”.

Reflexionó en el hecho de que algún día la pandemia de COVID-19 será recordada como uno de los periodos más complicados de la humanidad; sin embargo, acotó, la ciencia también será valorada por su camino andado.

Finalmente hizo un llamado a la población a mantenerse atenta de las actualizaciones que se proporcionan en canales oficiales y recomendó sacar el mayor provecho de los conocimientos acumulados hasta ahora; “toma ventaja de lo que la vida lleva hoy hasta ti”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *