Locales

Suman mil 387 suspensiones y 606 dispersiones realizadas por la Unidad Especial Anti-COVID-19

Mediante los operativos efectuados y las llamadas ciudadanas al 9-1-1, del 27 de agosto al 2 de septiembre la Unidad Especial Anti-COVID-19 llevó a cabo 19 suspensiones y cinco dispersiones ante el incumplimiento de medidas sanitarias preventivas de la estrategia estatal para mitigar los efectos de la pandemia.

 

Del 17 de junio de 2020 al 2 de septiembre de 2021 suman mil 387 establecimientos suspendidos y 606 dispersiones de eventos por incumplir las medidas sanitarias.

 

La Unidad ha hecho 24 mil 995 verificaciones y ha emitido 31 mil 760 recomendaciones sobre los protocolos de seguridad que deben cumplirse para prevenir la enfermedad COVID-19.

 

Además, ha realizado 34 mil 358 visitas de fomento sanitario en las que se difunden medidas de prevención y promoción de la salud a dueños, empleados y usuarios o clientes de establecimientos con el fin de reducir riesgos epidemiológicos.

 

Del 27 de agosto al 2 de septiembre, en el municipio de Querétaro se suspendieron siete establecimientos: una oficina administrativa, un centro de atención telefónica, dos taquerías, un restaurante, un billar y un bar.

 

Se suspendieron cuatro establecimientos en el municipio de San Juan del Río: un restaurante, un instituto de artes marciales, un billar y una cancha de tenis.

 

En el municipio de Corregidora se suspendieron dos establecimientos: una taquería y un bar.

 

En Tequisquiapan se suspendieron dos misceláneas.

 

Mientras que en El Marqués se suspendieron dos establecimientos: una taquería y una cancha de futbol.

 

En el municipio de Amealco se suspendió una farmacia, y en Pedro Escobedo una cancha de futbol.

 

Además, la Unidad Especial Anti-COVID llevó a cabo cinco dispersiones: una fiesta privada y personas en una cancha de futbol en el municipio El Marqués y en el de Querétaro, dos fiestas privadas y personas en una cancha de futbol, por incumplir con protocolos de prevención para la enfermedad.

 

En el mismo periodo, a través de los Auxiliares de Verificación Sanitaria, se realizaron 602 visitas de fomento sanitario y se visitaron 97 establecimientos que ya se encontraban cerrados.

 

La Unidad Especial Anti-COVID-19 continuará con las supervisiones de manera aleatoria en establecimientos en el estado, con el objetivo de mitigar los contagios por esta enfermedad; también se mantendrá la atención a los reportes ciudadanos presentados a través de la línea de emergencias 9-1-1 para acudir a instituciones bancarias, centros comerciales, e incluso a reuniones sociales donde no se cumplen las medidas establecidas por las autoridades sanitarias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *